Te pido a ti..me ayudes en estos momentos de Angustia

on jueves, 12 de agosto de 2010


San Expedito,Señor de las causas justas y urgentes, intercede por mi junto a Nuestro Señor Jesucristo, para que venga en mi socorro en esta hora de aflicción y desesperanza. Mi San Expedito tú que eres el Santo guerrero. Tú que eres el Santo de los afligidos. Tú que eres el Santo de los desesperados. Tú que eres el Santo de las causas urgentes, protégeme, ayúdame, otorgándome: fuerza, coraje y serenidad. ¡Atiende mi pedido! (hacer el pedido).
Mi San Expedito, ayúdame a superar estas horas difíciles, protégeme de todos los que puedan perjudicarme, protege a mi familia, atiende mi pedido con urgencia. Devuélveme la Paz y la tranquilidad. ¡Mi San Expedito! Estaré agradecido por el resto de mi vida y propagaré tu nombre a todos los que tienen Fe. Muchas Gracias.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero pedir a este santo milagroso un favor. Quiero pedir que el esposo de mi hija pueda lograr terminar su entrenamiento sin ningun problemas, que logre ese sueno que tiene en su mente que los obstaculos que se le presente el los pueda pasar y que cada dia cada hora logre salir abandte. San Expedito tu y Jesus saben que el es una buena persona que tambien sus padres y nosotros deseamos que el pueda lograr lo que con tanto esfuerzo y trabajo ha hecho para llegar a donde esta. Con tu ayuda y la de Jesus te pido escuches mi peticion y yo prometo propagar la fe en ti y tambien seguirte hasta el fin de mis dias con oraciones y agradecimientos. Amen!

Anónimo dijo...

Poderosísimo SAN ELIAS del Monte carmelo, varón predilecto del Omnipotente; guía de los Mortales que nos encontramos sin camino; en esta tierra arrodillado ante tí; te suplico que me ayudes a sacar de mi hogar a los malos espíritus que se hayan alojados en él ya sean enviado o que naturalmente se hayan posesionado de él. Te suplico también SAN ELIAS, que así como has vencido al enemigo que ha tratado de hacerle daño a la persona que tú protejes, así pueda yo vencer todos los que quieran hacer daño. Préstame tu espada para destruir con ella todos los maleficios que me hayan hecho y que puedan hacerme. Te suplico, Santo Mío, de no abandonarme en la hora del peligro. Ayúdame en estas hora para conseguir la tranquilidad en mi hogar, toma interés por mi mejoramiento y no dejes que ninguno de mis enemigos me hagan daño. Ofrezco prenderte por espacio de 15 días, una vela blanca, y el último día una lamparita de aceite puro de oliva, para aclarar mi hogar. Se reza un Padre Nuestro, Ave María

Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.



Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.



Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.



Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.



Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.



Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.



Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.



Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Anónimo dijo...

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Anónimo dijo...

San Expedito Acudo A ti para que Cuides y Sanes a mi mamá Hilda García que Hoy Martes, 18 /09/2012 la están operando de su ojito que lo tiene malito. Gracias de antemano Santo Glorioso... Así Sea... (AMEN).-

Anónimo dijo...

Padre Nuestro
que estas en los Cielos
Santificado sea tu nombre
hágase tu voluntad así
en la tierra como en el Cielo
Danos Hoy nuestro Pan de Cada día
Perdona nuestras ofensas
así como nosotros perdonamos
a quien nos ofende
No nos dejes caer en tentación
Mas líbranos de todo mal
Que Así Sea (AMEN).-

Anónimo dijo...

Yo le pido a San Expdito que por favor me de paz y tranquilidad, que la angustia y el miedo deaparezcan, que termine mi periodo de entrenamiento satisfactoriamente, que aprenda con facilidad y supere todos los obstaculos que se presenten. por favor San Expedito ayudame.

Anónimo dijo...

yo te pido mi san expedito de las causas urgentes q intercedas por mi ante nuestro señor jesucristo q me ayudes a conseguir mi casa, por la salud de mis hijos y q alejes a todas esta gente mala q me rodea ... muchas gracias por escuchar mis suplicas...

Anónimo dijo...

san expedito tengo fe y esperanza en ti que quiero encontrar un trabajo digno para mi ya pase mucho tiempo por eso te pido que me ayude para encontrar un trabajo necesito mucho trabajar ayúdame para que pueda volver en mi mismo amen

Eduardo Bravo dijo...

Dame la fuerzas para seguir luchando día a día y ten piedad de todo el mundo

Eduardo Bravo dijo...

Dame la fuerzas para seguir luchando día a día y ten piedad de todo el mundo

Publicar un comentario en la entrada

 
;